Mamá, soy gay y me gusta comer pollas

03:27 Incesto, Jovencitos

Descripción

Mamá nunca te lo había dicho pero resulta que a mí lo que más caliente me pone en este mundo es un buen pollón duro, de esos que te lo metes por la garganta y te dan tremendas arcadas. Es superior a mis fuerzas, pero cuando voy a la playa y veo a esos chicos marcando paquete con el bañador me entran ganas de agarrarlos y comerme todo el glande. Además, tengo un amigo con el que follo cada vez que me apetece y me deja el culo como un bebedero de patos.